Home / Noticias  / 

Rusia, China y el reorden hegemónico Ilán Semo en LA JORNADA   En tanto que nuestra vida diaria se ve atribulada con la pandemia que, a pesar del empeño estúpido de gobernantes y empresarios. sigue ahí, los grandes 

Rusia, China y el reorden hegemónico Ilán Semo en LA JORNADA

 

frase ilán semo

En tanto que nuestra vida diaria se ve atribulada con la pandemia que, a pesar del empeño estúpido de gobernantes y empresarios. sigue ahí, los grandes  intereses estratégicos mundiales continúan sus movimientos en busca de poder. Lo que sí parece claro es que USA ìerde continuamente posibilidades de recuperar su hegemonía planetaria. Desde el mexicano LA JORNADA Ilán Semo analiza los acuerdos de irán con China Y Rusia, respectivamente. El artículo lo recomienda Francisco Morote, de Attac Canarias.

Hay en todo esto una ironía histórica. Una de las claves del despliegue de Estados Unidos en la guerra fría fue precisamente agudizar la separación, primero, y después la división entre China y la Unión Soviética. Bastaron cuatro años de una paranoia aislacionista, como la que hoy define a Washington, para volver a reunirlos. Juntos serán un hueso muy difícil de roer para Occidente. La conjunción entre ambos ha golpeado a los dominios estadunidenses en múltiples conflictos del mundo: Siria, Pakistán, Venezuela, Nigeria… Moscú tiene una larguísima experiencia de intervención gradual sobre estados enteros y Pekín los recursos económicos, tecnológicos y financieros para capitalizarla. Son regímenes que se han alejado del esquema neoliberal y que no requieren de los grandes relatos de la sociedad de mercado para funcionar ideológicamente. Carecen acaso de la otra gran parte que requiere toda hegemonía: la influencia cultural. Pero en un mundo radicalmente fragmentado, exento ya de toda noción de universalidad, donde lo político se expresa en un abigarrado pluriverso o multiverso, ésta puede ser una cuantiosa ventaja. Si se suma el hecho de que hoy son capaces de abandonar el dólar como moneda de transacción, la conclusión es que Estados Unidos ha perdido ya su antigua capacidad de alinear a, incluso, sus aliados más naturales.Todo el análisis de Semo en

https://www.jornada.com.mx/2020/08/22/opinion/018a1pol

Ilán semo